El trastorno de pánico se caracteriza por episodios de intensa ansiedad en los que se
experimentan sensaciones intensas como: taquicardia, mareo, opresión en el pecho,
ahogo o sensación de irrealidad, acompañado de la convicción de que se está a punto de
morir, volverse loco o perder el control.


A veces se complica con la agorofobia que es el temor a situaciones en las que se cree
que pueden aparecer las sensaciones temidas. El trastorno de pánico con o sin
agorofobia puede adquirir un curso crónico si no se recibe el tratamiento adecuado.

En nuestro centro realizamos terapia cognitiva-conductual, es un tratamiento
psicológico utilizado para abordar estas dificultades que ha sido ampliamente
investigado por la comunidad científica internacional.

Categories:

Tags:

Comments are closed

Abrir chat